EL TRIGO Y LA CIZAÑA, NO PUEDEN DISTINGUIRSE MIENTRAS CRECEN…

Heb 10:39 Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma.

En el transcurso de los 30 años que llevo en Cristo, he visto personas defender apasionadamente el mensaje del evangelio, algunos de ellos supuestamente muy activos en el servicio a Dios. Pero hoy se los ve como seguidores incondicionales de falsos maestros, con el agravante que estas personas obstinadamente desoyen toda advertencia que se les hace respecto a que están siguiendo a un falso evangelio. Como asi tambien prominentes pastores, que hace 20 años atrás parecían verdaderas columnas de la iglesia de Cristo en Argentina, y hoy se los ve en un abierto y descarado compromiso con el ecumenismo. La pregunta que inmediatamente surge es ¿que ha ocurrido con esta gente realmente? La respuesta biblica es que a la cizaña y el trigo mientras crecen no se les puede distinguir, uno ve cizaña que aparenta ser trigo, pero no es trigo sino cizaña en crecimiento, y solo comienzan a diferenciarse en la etapa de maduración cercana a la ciega, recién ahi se las puede distinguir perfectamente como lo que es una cosa y la otra.

Ahora respecto al trigo y la cizaña , El Señor Jesucristo nos ha dejado una parábola , en donde se ilustra la verdad, de que los apostatas nunca le pertenecieron al Señor, lucían como trigo, parecían cristianos llenos de frutos de justicia, pero en verdad el tiempo de la ciega, es decir los tiempos finales, en donde el trigo y la cizaña han madurado, se puede distinguir quien verdaderamente ha sido regenerado por El Espiritu Santo, y quien ha sido cizaña sembrada por el diablo para esparcir el engaño.

Conclusión: El Creador de todas cosas, visibles e invisibles , Aquel que ha creado las cosas materiales de la naturaleza , y las cosas espirituales, ha establecido una correspondencia entre ambas, y asi como el trigo no puede convertirse en cizaña, de igual manera ,alguien que ha sido regenerado por El Espiritu Santo no puede convertirse en apostata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *